27.7 C
Asunción
miércoles, julio 24, 2024
spot_img

Cuando la Patria no es una (V)

Por Gonzalo Quintana

El 1ro de Julio el Presidente se dirigirá al Congreso para rendir cuenta de lo actuado y anunciar sus proyectos futuros. Toda esta serie, “Cuando la patria no es una”, está dirigida e inspirada en ese discurso.

Este discurso es particularmente importante porque estamos ante el desafío de reconstruir esa patria única con las que nos ilusionamos por más de dos décadas desde 1992.

Este discurso tiene como referencia necesaria 4 “dimensiones”, 4 espacios políticos; cada uno con sus actores e intereses, pero estrechamente vinculados para descubrir (dejar de cubrir) el presente para enfrentar y proyectar el futuro.

Hay un quincho, hay un espacio nacional, hay un espacio internacional y un novedoso y peligroso espacio transnacional. 

El mundo ya no solo enfrenta la eterna tensión entre la libertad y la opresión, entre la democracia y la tiranía (y las dictaduras con ropaje democrático).

¿Nos dirá el Presidente cómo se conducirá en este mundo? Este, en el que estamos viendo que la democracia está muy agredida por extremos dialécticos que llevan a cosas muy extravagantes.

¿Nos contará como nos va a liderar en un mundo polarizado al extremo, en escenarios nuevos, en ámbitos que la polarización puede resultar fatal para cualquier nación y para el mundo?

Los extremos y las polarizaciones no son desconocidos. Al contrario, son recursos comunes, frecuentes, de la chatura intelectual, moral y ética.

Hoy la tensión a nivel mundial es entre la Teocracia (el gobierno de los clérigos) y la Tecnocracia (el gobierno de los que manejan la más altas y eficientes tecnologías). Tensión que se agrega a la eterna entre la libertad y la tiranía y que impactara fuertemente en nuestra forma de pensar y de comportarnos,

¿El Presidente nos convocará a un esfuerzo colectivo? ¿Nos propondrá construir UNA patria o seguirá la corriente maniquea que premia lealtades personales o políticas sectarias en detrimento de la eficiencia de las prestaciones que debe dar el Estado? 

En todos los países democráticos del mundo este discurso está dirigido a la nación entera y genera gran expectativa. Aquí, tradicionalmente, no resulta más que un relato de tinte propagandístico que produce desinterés generalizado, sueño en los parlamentarios y solo da oportunidad para que algunos chupamedias o los “ñembo” opositores tengan un titular en los medios de prensa.

El presidente tiene esta semana  para decidir que nos dirá. Ojalá opte por decir lo que ve, piensa y siente. Necesitamos que sea todo lo auténtico que DEBE SER. Tiene que mostrar su “esencia”, como dijo alguna vez su madre.

La otra es seguir la tradición, hacer la típica, de leer estadísticas, lo que cada ministro le escribirá para que diga. Esto siempre es una gran pérdida de tiempo porque casi todos ya sabemos lo que se hizo y especialmente, lo que no se hizo. Pero, sobre todo muchos tenemos clara idea de lo que nuestro país necesita que se haga.  

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Redes Sociales

228,000FansMe gusta
6,100SeguidoresSeguir
1,160SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido!