30.2 C
Asunción
viernes, junio 21, 2024
spot_img

¡Qué tres días negros vivió el fútbol paraguayo!

El Sportivo Ameliano, Nacional, Sportivo Trinidense, Sportivo Luqueño, Libertad y Cerro Porteño, fueron derrotados en la primera semana de la fase en Copas Sudamericana y Libertadores.

A la «V Azulada», en su debut por la Sudamericana en la Nueva Olla, le llenó la canasta por 4-1 el Athlético Paranaense. Triunfo al «trotecito» del cuadro brasileño.

Por su parte, la Academia, luego su fase previa en Libertadores, cayó 3-2 ante Argentinos Juniors en el Defensores del Chaco, esta vez por la Sudamericana. El equipo argentino iba ganando 3-0 en el primer tiempo, pero el Tricolor reaccionó tarde.

Seguidamente, el «Triki», tras su paso en la fase previa en la Libertadores, comenzó la «Suda» con un 2-0 en contra ante Fortaleza de Brasil, equipo que viene de jugar la final del año pasado.

Libertad, el que se pasea en el torneo local, dejó mucho que desear en el inicio de la Libertadores. Fue derrota del Gumarelo 2-0 ante Nacional en Montevideo, que en los papeles previos era un partido «ganable».

Cerro Porteño, que cada año se ilusiona con ganar su primera obsesión internacional, dio un paso en falso en Santiago de Chile. Cayó 1-0 ante Colo Colo y se quedó sin nada al perder en el último minuto del partido.

Y ayer jueves, Sportivo Luqueño completó el nefasta semana de seis caídas. Recibió 2 cachetazos de parte de Racing Club de Avellaneda.

No es de ahora. Es de hace tiempo. El fútbol paraguayo está pasando una situación preocupante ya que en la mayoría de los encuentros se ve un nivel bajísimo, carente de creación de juego, falto de creatividad en el ataque y la pérdida de identidad propia que lo hizo mundialmente famoso. La fuerza, el temperamento y la pizca de fútbol.

El que entiende y lo vemos cada fin de semana, los futbolistas juegan a especular con las faltas, con las posiciones adelantadas y con la simulación para intentar perjudicar al rival, perdiendo el despliegue, la capacidad de innovar en esquemas tácticos y de variantes en todos los aspectos técnicos. Hoy y hace bastante tiempo el fútbol paraguayo se emparejó para abajo, y tiende tocar más fondo de lo que ya se encuentra.

Si queremos mejorar, los clubes de primera división deben pagar en término, brindar comodidades y manejarse profesionalmente con sus jugadores y técnicos a fin de generar el interés y estimular a los principales actores del espectáculo. Los jugadores y la institución.

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Redes Sociales

228,000FansMe gusta
6,100SeguidoresSeguir
1,160SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido!