30.2 C
Asunción
viernes, junio 21, 2024
spot_img

Ebrahim Raisi era considerado como «El Carnicero de Irán» y también «El Juez en la horca»

El presidente de Irán Ebrahim Raisi, falleció a los 63 años en un accidente de helicóptero, según informaron los medios estatales del país. Raisi era conocido como “El Carnicero de Irán” por asesinar a miles de inocentes, mujeres, hombres y niños, según informes internacionales.

¿Quién era Ebrahim Raisi?

Fue elegido presidente en una votación muy controlada en 2021. Raisi adoptó una postura dura en las negociaciones nucleares, viendo la oportunidad de obtener un amplio alivio de las sanciones estadounidenses a cambio de sólo modestas restricciones a la tecnología cada vez más avanzada de Irán.

La posición de línea dura de Raisi también fue evidente en la política interna. Un año después de su elección, el clérigo de rango medio ordenó una aplicación más estricta de la «ley de castidad y hijab» de Irán, que restringe la vestimenta y el comportamiento de las mujeres.

A las pocas semanas, una joven iraní kurda, Mahsa Amini, murió bajo custodia después de ser arrestada por la Policía de la Moral por supuestamente violar esa ley. Lo que resultó en un enorme estallido social.

Aunque era un novato en política, Raisi contaba con el pleno respaldo de su patrón, el líder supremo fuertemente antioccidental, el ayatolá Alí Jamenei, a la postura nuclear y la represión de seguridad.

Jamenei, más que el presidente, tiene la última palabra en todas las políticas importantes del sistema político dual de Irán, dividido entre el establishment clerical y el Gobierno.

Ejecuciones de prisioneros políticos

Como joven fiscal en Teherán, Raisi formó parte de un panel que supervisó la ejecución de cientos de prisioneros políticos en la capital en 1988, cuando la guerra de ocho años de Irán con Irak estaba llegando a su fin, según reportan grupos de derechos humanos.

Según un informe de Amnistía Internacional, se crearon en todo Irán inquisiciones conocidas como «comités de la muerte», compuestas por jueces religiosos, fiscales y funcionarios del Ministerio de Inteligencia, para decidir el destino de miles de detenidos en juicios arbitrarios que duraron sólo unos minutos.

Si bien nunca se confirmó el número de personas asesinadas en Irán, Amnistía dijo que las estimaciones mínimas lo sitúan en 5.000.

Raisi se desempeñó como subdirector del Poder Judicial durante 10 años antes de ser nombrado fiscal general en 2014. Cinco años después, Estados Unidos le impuso sanciones por violaciones de derechos humanos, incluidas las ejecuciones de la década de 1980.

En su búsqueda de la Presidencia, Raisi perdió ante el pragmático Hassan Rouhani en las elecciones de 2017. Su fracaso se atribuyó ampliamente a una cinta de audio que data de 1988 y que apareció en 2016 y que supuestamente destacaba su papel en las ejecuciones de 1988.

En la grabación, el difunto ayatolá Hosein Alí Montazerí, entonces líder supremo adjunto, habló de los asesinatos. El hijo de Montazerí fue encarcelado por difundir la cinta.

Raisi ascendió en las filas del clero musulmán chiíta de Irán y fue designado por Jamenei para el destacado puesto de jefe del Poder Judicial en 2019. Poco después, también fue elegido vicepresidente de la Asamblea de Expertos, el organismo clerical de 88 miembros responsable de elegir al próximo líder supremo.

El director ejecutivo del grupo de defensa con sede en Nueva York, Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI), Hadi Ghaemi, había asegurado que Raisi era «un pilar de un sistema que encarcela, tortura y mata a personas por atreverse a criticar las políticas estatales». Irán niega haber torturado a prisioneros.

Raisi compartía con Jamenei una profunda sospecha hacia Occidente. Populista anticorrupción, respaldó la campaña de autosuficiencia de Jamenei en la economía y su estrategia de apoyar a fuerzas proxy en todo Medio Oriente.

MUJERES IRANÍES CELEBRAN LA MUERTE DE RAISI

Sima y Mercedeh fueron dos de las miles de víctimas de la represión del régimen de Ebrahim Raisi. Fueron detenidas y maltratadas, y una de ellas llegó a perder su brazo izquierdo. Hoy lleva una prótesis, describe en su red social «X» Masih Alinejad, periodista iraní.

Agrega que «hace apenas unos meses, Ebrahim Raisi ejecutó a su hijo. Ahora baila sobre su muerte en un accidente de helicóptero».

«Les dije que las mujeres iraníes están heridas, pero indómitas ante sus opresores. Mis redes sociales están inundadas de vídeos de los familiares de las personas asesinadas por el Presidente de la República Islámica, celebrando su muerte», acotó.

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Redes Sociales

228,000FansMe gusta
6,100SeguidoresSeguir
1,160SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido!